LA ESPAÑA ACTUAL

16. LA ESPAÑA ACTUAL

16.1 LA TRANSICIÓN A LA DEMOCRACIA. LA CONSTITUCIÓN DE 1978. PRINCIPIOS CONSTITUCIONALES Y DESARROLLO INSTITUCIONAL. EL ESTADO DE LAS AUTONOMÍAS Y SU EVOLUCIÓN.

La transición comenzó con la muerte de Franco el 20-noviembre-1975 y la proclamación de Juan Carlos I como rey y Jefe de Estado; finalizando en octubre-1982, con la victoria electoral del PSOE.
Carlos Arias Navarro fue confirmado como presidente del Gobierno, junto a ministros representantes del franquismo inmovilista, militares, y reformistas como José Mª Areilza, Alfonso Osorio y Manuel Fraga, con Torcuato Fernández Miranda como presidente de las Cortes y del Consejo del Reino.
El enfrentamiento entre reformistas y Arias Navarro, llevó a que éste presionado por el rey dimitiera en julio- 1976. El rey nombró como presidente a Adolfo Suárez, tenía un perfil falangista, experiencia de Estado y actitud reformista. Inicia contactos con Felipe González, Santiago Carrillo y con CCOO; provocando la dimisión del vicepresidente el ultraconservador general De Santiago, y la entrada del general Gutiérrez Mellado.
El 15-diciembre-1976, se da el paso definitivo hacia la democracia, se aprueba en referéndum la Ley de Reforma Política, ideada por Fernández Miranda; establecía el bicameralismo y el sufragio universal.
En 1977 se vivieron momentos difíciles, terrorismo de extrema derecha (matanza de los abogados laboralistas de Atocha), y de ETA y GRAPO (secuestro presidente Consejo de Estado). El 9 de abril de 1977, Suárez legaliza el PCE por decreto ley. Se disolvió el sindicato vertical, el tribunal de orden público y el movimiento nacional.
Las elecciones (15-junio-1977), dieron el triunfo (en minoría) a la UCD de Adolfo Suárez. EL 25-octubre-1977 se firma los Pactos de la Moncloa, acuerdos entre Gobierno, empresariado, partidos y sindicatos; para reducir la inflación, acometer la reforma fiscal, de la Seguridad Social y de la empresa pública.
En septiembre de 1977, fue reinstaurada la Generalitat en Cataluña, con Josep Tarradellas como presidente.
Entre septiembre de 1977 y octubre de 1978 el Gobierno creó trece preautonomías, produciendo cierto descontento en sectores del ejército, creándose el Ministerio de Defensa para desactivar la extrema derecha militar, que protagonizaría la “Operación Galaxia” intentona golpista en noviembre de 1978.
Se inicia la elaboración de la nueva Constitución, en manos de una ponencia de siete miembros. Se debatió en las Cortes de mayo a octubre, siendo aprobada en referéndum el 6 de diciembre de 1978, y promulgada el 29.
Recoge los principios de: soberanía nacional, monarquía parlamentaria como forma de Estado, la unidad de España compatible con la pluralidad nacional. Se establece al rey como Jefe de Estado, teniendo el mando supremo de las fuerzas armadas; división de poderes: el poder legislativo en dos cámaras (Congreso de los Diputados y Senado) elegidas por sufragio universal, el poder ejecutivo reside en el Gobierno, y el judicial corresponde a los juzgados y tribunales, coordinados por el Tribunal Supremo y Tribunal Constitucional. Recoge una declaración de derechos y libertades muy avanzados, y define un Estado no confesional. Distingue entre nacionalidades y regiones; dos vías para crear comunidades autónomas: vía rápida (art. 151) para las nacionalidades históricas (utilizado por Andalucía), y vía lenta por el art. 143.
Entre 1979 y 1982 tuvo lugar la segunda etapa de la transición. Aprobada la Constitución se disolvieron las Cortes y se convocaron nuevas elecciones (marzo 1979), ganadas por la UCD, que volvió a gobernar en minoría. En esta legislatura se celebraron las primeras elecciones municipales de la democracia (abril 1979), con un avance de la izquierda; se aprobó el Estatuto de los Trabajadores (1980).
Ya aprobada la Constitución de 1978, se desarrolló el Estado de las Autonomías, creándose el Ministerio de Administración Territorial. Entre 1979 y 1983 se crearon diecisiete comunidades autónomas. En octubre de 1979 se aprobaron los Estatutos de Cataluña y Euskadi, éste último más complejo por la oposición del PNV a la Constitución y pretensiones independentistas de la izquierda nacional; Galicia en diciembre 1980, Andalucía en febrero de 1980 y octubre 1981; las otras trece celebraron sus primeras elecciones en mayo de 1983. Ceuta y Melilla se conformaron en Ciudades Autónomas en 1995. Se promulgó la LOFCA (1980) y la LOAPA en 1982.
La UCD entró en crisis, el PSOE presentó una moción de censura (mayo-1980) y Suárez dimitió el 29-enero- 1981, se nombró candidato a Leopoldo Calvo Sotelo. El 23-febrero, en la sesión de investidura se produjo el intento de golpe de Estado dirigido por Tejero, Milans del Bosch, junto al general Armada; la falta de apoyos y la postura del rey frustraron la operación. Con el Gobierno de Calvo Sotelo se aprobó la Ley del Divorcio y se ingresó en la OTAN.
El adelanto electoral a octubre-1982 dio el triunfo al PSOE, finalizando los gobiernos de UCD y la transición.

 

16. 2 LOS GOBIERNOS DEMOCRÁTICOS. LOS DESAFÍOS DEL GOLPISMO Y DEL TERRORISMO. CAMBIOS POLÍTICOS, SOCIALES Y ECONÓMICOS. CULTURA Y MENTALIDADES.

Las elecciones celebradas el 28-octubre-1982, dieron el triunfo al PSOE por mayoría absoluta; considerándose concluida la transición e iniciándose la consolidación de la democracia. El PSOE ganaría cuatro elecciones consecutivas (1982, 1986, 1989 y 1993) y Felipe González presidiría el Gobierno en las cuatro legislaturas.
En la primera legislatura (1982-1986), adoptaron medidas para consolidar la democracia: regulación de derechos y libertades (Ley del Aborto), reforma de la Administración de Justicia (mayor control sobre el CGPJ por el Parlamento), finalización del proceso autonómico (1983), excepto Ceuta y Melilla; supremacía del poder civil sobre el militar, Ejército quedó como cuerpo profesional (Ley de Objeción de Conciencia y la Prestación Social Sustitutoria) en defensa de los valores democráticos, poniendo fin al intervencionismo militar: “Operación Galaxia” y en el 23-F 1981; potenciación de la lucha antiterrorista contra la extrema derecha (protagonistas en la transición de la Matanza de Atocha-1977) y sobre todo contra ETA, mayor presión de las fuerzas de orden público, aparece el GAL y colaboración de Francia desde 1984; y desarrollo de la política social: LRU (1983), LODE (1986), y mejora del sistema de prestaciones por desempleo y pensiones.
En economía, inició una política de ajuste: se moderó el incremento salarial, se abordó una reconversión industrial y reestructuración de la banca. Tuvo lugar la expropiación de RUMASA, y el paro siguió creciendo.
En política exterior, España firmó, junto a Portugal, el Tratado de Adhesión a la CEE (12-junio-1985) que entró en vigor el 1 de enero de 1986. Se celebró el referéndum sobre la permanencia de España en la OTAN.
En 1986 el PSOE volvió a renovar la mayoría absoluta. Aplicó una política neoliberal, privatizando empresas del INI; llevando al Gobierno a una confrontación con los sindicatos que acabó en la huelga general el 14 diciembre 1988. Pero la reforma fiscal y las ayudas europeas, permitieron inversiones públicas y el crecimiento de los servicios educativos y sanitarios (Ley General de Sanidad-1986), desarrollando el Estado de bienestar.
El terrorismo de ETA persistió (atentado HIPERCOR – 1987), se firmó el Pacto de Ajuria Enea (1988), y en 1989 se iniciaron en Argel conversaciones con la dirección de ETA.
Durante la tercera legislatura (1989-1993), a la división interna entre guerristas y renovadores, se unió la recesión económica tras los Juegos Olímpicos de Barcelona y la Expo de Sevilla en 1992, y la subida del paro. En política social, en 1990 se aprobaron la LOGSE y las pensiones no contributivas.
En política internacional, el 7 de febrero de 1992 se firma el Tratado de Maastricht, nacía la UE, estableciéndose un programa de convergencia económica que el PSOE no logró cumplir.
El Gobierno se vio afectado por escándalos como FILESA. En 1991 Alfonso Guerra dimitió de la vicepresidencia.
En 1993 los socialistas perdieron la mayoría absoluta. Se vivió una etapa de crispación política, con la corrupción de altos cargos (Roldán), y la reapertura del sumario de los GAL.
Las elecciones de mayo-1996, dieron la victoria en minoría al PP, pactando principalmente con CIU.
El Gobierno de Aznar, inició una política centrista y dialogante con las minorías nacionalistas y sindicatos. Inició una política económica neoliberal (Rodrigo Rato), que permitió cumplir las condiciones de Maastricht, entrando en la Unión Económica y Monetaria europea, adoptando el euro. Se privatizaron empresas (Telefónica, CAMPSA, Argentaria) y se intensificó la concentración bancaria (BSCH, BBVA).
El terrorismo de ETA se incrementó (secuestro Ortega Lara 1996, asesinato Miguel Ángel Blanco 1997,) En 1998 se firmó el Pacto de Estella; ETA anuncia una tregua, rota en noviembre 1999. En política exterior, se integró en la estructura militar de la OTAN (1999). Y se suprimió el servicio militar obligatorio.
En las elecciones de marzo de 2000, el PP ganó por mayoría absoluta, lo que le permitirá gobernar en solitario.
Los cambios políticos y económicos durante la transición y consolidación de la democracia, llevaban pareja una transformación social y desarrollo cultural. El desarrollo económico permitió crear un Estado de bienestar (educación, Seguridad Social, prestación social y pensiones), mayor participación de la mujer en todos los ámbitos, sociedad urbana, llegada de inmigración, secularización de la sociedad y aumento del consumismo.
La democracia trajo cambios culturales y educativos, en 1977 nacía el Ministerio de Cultura; y el desarrollo de los medios de comunicación, reflejaban el contraste de ideas existentes.
La cultura española recibió el reconocimiento internacional con el Nobel de V. Aleixandre y Camilo José Cela .
16-3 LA INTEGRACIÓN DE ESPAÑA EN EUROPA. ESPAÑA EN LA UNIÓN EUROPEA. EL PAPEL DE ESPAÑA EN EL CONTEXTO INTERNACIONAL.

La Transición española también propició la proyección internacional de España. La entrada en la OTAN, en la CEE y la liberalización de la economía, ayudaron a convertirla en uno de los Estados de referencia mundial.
La integración de España en las instituciones europeas era un objetivo compartido por prácticamente todas las fuerzas políticas españolas durante la Transición.
Aunque hubo un aspecto conflictivo: el de la seguridad y defensa. Cuando el Gobierno de Leopoldo Calvo Sotelo, planteó la integración de España en la OTAN, bajo el influjo del fallido golpe de Estado del 23-F, el PSOE se opuso por motivos ideológicos; Leopoldo Calvo Sotelo llevó adelante dicha integración en 1982, ratificada en el referéndum de 1986. La integración fue determinante para la modernizar el Ejército y acabar con las intenciones golpistas. En 1999 España se integró en la estructura militar.
Los atentados del 11 de septiembre de 2001, modificaron la estrategia militar de Estados Unidos y de la OTAN; se puso en marcha la Operación Libertad Duradera, por la que las fuerzas de la OTAN intervenían en Afganistán (España en Herat). La intervención en Iraq contó con la presencia española en Nasiriya.
La integración de España en la CEE fue un camino arduo. Tras la negativa a Franco en los 60 y el Acuerdo Preferencial de 1970, a su muerte se abrió el proceso; las negociaciones empezaron el 5-febrero-1979, firmando el Tratado de Adhesión el 12-junio-1985. Con la integración la política exterior tiene como primer asunto las cuestiones europeas y parte de la política interior está supeditada a los acuerdos con la Unión.
España se mostró favorable a los cambios introducidos en los tratados: Maastricht (1992-nace la UE), incremento de la unión económica y monetaria como antesala de una mayor integridad política, iniciando un Plan de Convergencia que España cumplió en 1999 entrando en la primera fase euro; Ámsterdam (1997), revisó los resultados de Maastricht avanzando en sus objetivos; Niza (2000), reformó el Tratado de Ámsterdam aceptando el concepto de Europa de dos velocidades y aprobando reformas estructurales, que se estancaron con el auge de los países euroescépticos. El proyecto de Constitución Europea (2003) aceptado en referéndum por España, se paralizó ante el rechazo de Francia y Holanda. El Tratado de Lisboa (2007), pretendió una visión reducida de la Constitución.
Por la pertenencia a la UE, España ha obtenido beneficios, principalmente, económicos a través de ayudas de los fondos estructurales (FEDER, FSE, FEOGA), que han costeado infraestructuras viarias, educativas, rurales, etc.; y colaboración frente al terrorismo, con la creación de un espacio europeo de seguridad y justicia.
Las presidencias de turno de la Unión presididas por España, y los distintos cargos desempeñados por españoles dentro de la UE, han contribuido a que los españoles asuman como propios los asuntos europeos.
La democracia, con la integración en la OTAN y en la CEE, ha cambiado el papel de España en el contexto internacional, más adecuado a su historia, su posición geográfica y su significación cultural.
Pero además de Europa, España ha desplegado una política exterior en otros ámbitos territoriales:
-América Latina. La democracia en España inició una política de acercamiento a Latinoamérica. Así a propuesta de España se crearon las Cumbres Iberoamericanas (1991). Desde los ochenta España ha ejercido gran influencia en Latinoamérica, en situaciones conflictivas de Nicaragua, El Salvador, Guatemala, Cuba de Fidel Castro, Sudamérica. España ha incrementado su ayuda y ha influido en el aumento de la misma por parte de la UE. Así mismo la presencia económica es importantísima, siendo el segundo inversor tras Estados Unidos.
-Norte de África. Con Argelia, por la dependencia energética, y colaborando en su pacificación; Mauritania por su proximidad a Canarias y control de flujos migratorios; y con Marruecos, por su proximidad, Ceuta y Melilla como focos de tensión, ocupación del Sáhara Occidental (1975), y por los intereses económicos en Marruecos.
-África Subsahariana. La presencia española ha sido escasa, a excepción de Nigeria y Guinea Ecuatorial; y desde 2004 con Senegal y países de la costa atlántica con la firma de acuerdos para reducir la migración.
-Asia. Presencia anecdótica, a excepción de Oriente Próximo, papel reconocido con la celebración de la Conferencia de Paz de Madrid en 1991.
La ayuda exterior ha sido un capítulo importante. Ejemplo del peso internacional de España en la cooperación internacional fue el nombramiento de Federico Mayor Zaragoza como Director General de la Unesco (1987-1999).

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s