EL POBLAMIENTO URBANO EN ESPAÑA

EL POBLAMIENTO URBANO EN ESPAÑA

ETAPAS DE LA URBANIZACIÓN EN ESPAÑA DESDE EL SIGLO XIX HASTA LA ACTUALIDAD

A finales del siglo XIX comienza el gran crecimiento poblacional de las ciudades en relación con la industrialización, que atrae numerosa emigración procedente del campo. Las ciudades van a extenderse muy notablemente: es el momento de construcción de los ensanches.

Los ensanches se plantean como grandes barrios construidos de nueva planta en terrenos baldíos, en lo que hasta ese momento era la zona extramuros de la ciudad. Para ello, el primer paso imprescindible es el derribo de las murallas. En el espacio que ocupaban éstas surgirán las“Rondas”, grandes avenidas que todavía hoy rodean los cascos históricos (es decir, los barrios medievales). La construcción de los ensanches se lleva a cabo partiendo de planes urbanísticos perfectamente diseñados, y basados en el plano en cuadrícula originario de las ciudades romanas.

En estos barrios, en principio, son todo ventajas: las calles son amplias, largas, rectas, dando una gran sensación de orden. Además, estarían bien dotados de servicios de aguas, iluminación, alcantarillado… El siglo XX, sin embargo, hará aparecer en ellos un problema: al haber muchos cruces de calles en ángulo recto, el aumento de circulación provocará la necesidad de demasiados semáforos. Para solucionarlo, se construirán las “Diagonales”, calles en diagonal alas existentes que atraviesan todo el barrio. La alta calidad de la urbanización y de las viviendas de estos ensanches responde al tipo de población a quien van dirigidos, ya que son barrios para la nueva alta burguesía que se está enriqueciendo con la Revolución Industrial.

Los dos grandes ejemplos de Ensanches construidos en España son el Barrio de Salamanca, en Madrid, y el Barrio del Ensanche en Barcelona. Más pequeños, los de Burgos, Almería o Valencia. Aún en el siglo XX se realizan proyectos similares, por ejemplo en Palma de Mallorca o Pamplona. Estos barrios, en la actualidad, y dado su altísimo precio, están tendiendo a convertirse en zonas de servicios, donde aparecen grandes oficinas, comercios representativos…

Al tiempo que se construyen los ensanches, en el siglo XIX también aparecen los primeros intentos de urbanización periférica, es decir, de construcción de nuevos barrios en zonas más apartadas de las ciudades, algo posible ahora gracias a las mejoras de los medios de transporte.

Un ejemplo de ello es el proyecto de Ciudad Lineal de Arturo Soria para el noroeste de Madrid, proyecto del que sólo se llevó a cabo una mínima parte. En este plan, de haberse llevado a cabo en su totalidad, se habría plasmado el modelo de “ciudad ideal” basado en residencias unifamiliares, con amplias zonas reservadas para jardines y muy bien comunicadas mediante transportes públicos.

El otro gran momento de crecimiento de las ciudades españolas, tras la crisis provocada por la Guerra Civil y la posguerra, van a ser los años 60 del siglo XX. Este crecimiento viene determinado por la abundante emigración que, desde el campo, llega a la ciudad atraída por las posibilidades de trabajo de la industria., dando lugar a un crecimiento considerablemente desordenado y a una fuerte destrucción de edificios histórico-artísticos, para aprovechar el espacio para viviendas. Es el momento también en que en las grandes ciudades (Madrid, Barcelona, Bilbao) empiezan a surgir las grandes áreas metropolitanas. El espectacular crecimiento de estos años se verá frenado con la crisis de los 70, para volver a recuperarse, aunque de una forma mucho más ordenada, en los años 80.

En la actualidad, el crecimiento de las ciudades sigue siendo un fenómeno imparable, lo que se manifiesta, especialmente en las grandes capitales (Madrid, Barcelona) en la consolidación de grandes áreas metropolitanas, ya que el elevado coste de la vivienda en el centro obliga a las nuevas generaciones a desplazarse hacia la periferia. Se forman así auténticas urbanizaciones con intenso movimientos diarios de población. Al tiempo, se consolida también la tendencia marcada por la urbanización con viviendas unifamiliares, que constituyen áreas residenciales periféricas de alto nivel. Unas y otras exigen grandes inversiones en infraestructuras para el transporte, tanto público como por carretera.

Estas conurbaciones, al ser áreas en expansión, presentan a veces la peculiaridad demostrar mezclados usos muy diferentes del suelo. No es infrecuente encontrar, junto a zonas residenciales, zonas industriales, grandes superficies comerciales e incluso lo que suele denominar “barbechos especulativos”, suelos que hasta hace unos años eran rurales y de uso agrario y que en la actualidad permanecen improductivos a la espera de edificar sobre ellos.

Junto a este fenómeno de crecimiento hacia el exterior, en muchas ocasiones se asiste a la degradación de las zonas menos monumentales de los cascos históricos. Al tratarse de viviendas frecuentemente poco adaptadas al tipo de vida actual, y en muchas ocasiones en malas condiciones, acaban por atraer a un tipo de población con bajo nivel adquisitivo (jubilados e inmigrantes, básicamente), e incluso población claramente marginal.

MORFOLOGÍA Y ESTRUCTURA URBANA EN ESPAÑA

LA MORFOLOGÍA URBANA

La morfología es el aspecto externo que presenta la ciudad. Está influida por el emplazamiento y la situación urbana.

a) El emplazamiento es el espacio concreto sobre el que se asienta la ciudad. Depende de las características del medio físico (topografía), y sobre todo, de la función para la que se creó la ciudad. Así, las ciudades fundadas con fines básicamente defensivos se emplazan sobre colinas, y las surgidas con función comercial, a lo largo de vías de comunicación.

b) La situación es la posición relativa de la ciudad respecto a un entorno geográfico amplio(montañas, ríos, vías de comunicación). La situación está en relación con la función de la ciudad respecto al entorno (control político o militar de una zona, control de una ruta de comunicación, mercado para áreas de economía distintas, etc.)

La morfología de la ciudad es el resultado de la combinación del plano, la construcción y los usos del suelo.

a) El plano es el conjunto formado por las superficies construidas y libres de la ciudad(calles, plazas, parques, etc.). Pueden distinguirse tres tipos de planos. El plano irregular se caracteriza por tener calles estrechas y tortuosas y plazas sin formas definidas. El plano radio céntrico tiene un centro del que parten calles radiales, cortadas por otras que forman anillos en torno al centro, pudiendo ser regular o irregular. El plano ortogonal o en cuadrícula o damero está formado por calles que se cortan en ángulo recto.

b) La construcción influye la trama urbana y la edificación. La trama es la disposición de los edificios. Puede ser compacta o cerrada (cuando los edificios se disponen unos junto a otros a lo largo de grandes extensiones) o abierta (cuando los edificios dejan amplios espacios libres entre ellos). La edificación
puede ser colectiva (bloques y torres) o individual (viviendas exentas o adosadas).
c) Los usos del suelo son las diversas utilizaciones que se hacen del espacio urbano(comercial y de negocios, residencial, industrial, de equipamiento, etc.)

LA ESTRUCTURA URBANA

Se llama estructura urbana a la división de la ciudad en áreas con morfología y funciones características. Como resultado del largo proceso de urbanización, la ciudad española actual tiene una estructura compleja. En las ciudades convencionales, claramente individualizadas respecto al campo circundante, estas zonas son el casco antiguo, el ensanche y la periferia. Sin embargo, la intensidad de la urbanización ha llevado a otras ciudades a conectar con núcleos de población próximos, dando lugar a la formación de aglomeraciones urbanas.

1) El casco antiguo
Es la parte de la ciudad urbanizada desde su origen hasta la época industrial del siglo XIX. Ocupa una pequeña superficie de la ciudad actual, pero tiene un importante valor, pues suele poseer destacados conjuntos históricos y artísticos. Por su larga historia, en el casco antiguo se encuentran elementos muy dispares pertenecientes a diversas etapas, desde el nacimiento de la ciudad hasta nuestros días.

La herencia de la época preindustrial se concentra en el casco antiguo. Aunque las ciudades preindustriales responden a modelos distintos según las épocas y las culturas, suelen presentar algunas características comunes.

Casi todas estaban rodeadas de murallas que tenían finalidad defensiva, fiscal y sanitaria.

El plano solía ser irregular, siendo la mayoría de calles estrechas y tortuosas.

 La trama urbana era cerrada y en la edificación predominaban las casas unifamiliares, con corrales y huertos.

También había edificios destacados que varían según el período histórico.

Los usos del suelo eran diversos: con las viviendas se entremezclan talleres, comercios, almacenes y edificios públicos.

Desde el punto de vista social, en la ciudad coexistían varios grupos, aunque existía cierta
Jerarquización: el centro era el lugar más destacado, donde se localizaban los principales edificios públicos y vivía la élite de la ciudad, que concentraba el poder político, religioso y cultural; los trabajadores ocupaban la periferia. A estas características comunes se unen las peculiaridades aportadas por las distintas sociedades preindustriales, que, en función de sus necesidades, crearon su modelo de ciudad:

-La ciudad romana
suele presentar plano regular; derivado del campamento militar; en el cruce de las dos vías principales se encontraba el foro que albergaba los edificios principales. Ejemplos de ciudades romanas son Zaragoza, León, Mérida, Barcelona, Valencia y Tarragona.

+En la Edad Media, las dos culturas peninsulares, musulmana y cristiana, realizaron sus aportaciones a la morfología urbana.

-La ciudad musulmana tenía un núcleo principal amurallado, la medina, donde se situaban los edificios más destacados. Fuera de ella estaban los arrabales o barrios de trabajadores. El plano era muy irregular, frecuentemente sin salida (adarvas). Ejemplos de ciudades musulmanas son Córdoba, Sevilla y Toledo.

-La ciudad cristiana también estaba rodeada de murallas. Sus planos eran variados: irregulares, radio céntricos, lineales o en damero. Sus edificios más destacados eran iglesias y palacios nobiliarios.

+En el Renacimiento se crearon nuevos barrios de plano regular más allá de las antiguas puertas, así como
plazas mayores donde se instalaron primero el mercado, y luego el ayuntamiento. Las primeras fueron irregulares (Cáceres), pero tras la planificación de la de Valladolid, se hicieron regulares y se rodearon de edificios a los que se dotó de fachadas uniformes. Las plazas solían estar vinculadas a la apertura de nuevas calles, o “calles mayores”de trazado rectilíneo, que prolongaban algunas existentes o eran de nueva creación. Entre los edificios más destacados de este período están las casas consistoriales (ayuntamientos). También
se crearon palacios, conventos de órdenes religiosas y otros edificios de fundación real o municipal.

+En el Barroco y la Ilustración
las ciudades se embellecieron con la creación de calles amplias y rectas trazadas en perspectiva, grandes plazas, jardines y paseos arbolados. También se construyeron edificios monumentales, religiosos y civiles ( hospitales, hospicios, edificios administrativos y culturales). Además, se mejoraron las infraestructuras de abastecimiento e higiene.

La herencia de la primera etapa industrial en el casco antiguo se refleja en las modificaciones que sufrió la ciudad preindustrial como consecuencia del crecimiento urbano entre mediados del siglo XIX y primer tercio del XX.

– En la primera mitad del siglo XIX el casco absorbió el incremento demográfico sin necesidad de extender el plano en superficie. El crecimiento era todavía poco intenso por la escasa industrialización. Todo ello permitió realizar reformas interiores (apertura o ensanchamiento de calles y plazas) y reutilizar los edificios eclesiásticos para otras funciones que exigían ubicaciones en el centro de la ciudad, como hospitales, bibliotecas, museos…

– Desde mediados del siglo XIX al primer tercio del XX, la industrialización dio lugar a un notable crecimiento urbano que obligó a ensanchar la ciudad fuera de las murallas y produjo notables transformaciones en la morfología del casco antiguo.

*En el plano los espacios más valorados por la burguesía se abrieron grandes vías, calles amplias y largas, que en algunos casos rompían la trama del casco histórico. En sus edificios se instalaron funciones terciarias (el comercio de lujo, la banca, sedes de empresas, de seguros, casinos, teatros,…), de modo que se convirtieron en las calles principales de las ciudades.

*La trama del casco antiguo se densificó para aprovechar más el espacio. La edificación se verticalizó con la sustitución de la vivienda unifamiliar de una o dos plantas por la vivienda colectiva localizada en edificios de tres a cinco alturas o más. Se adoptó el eclecticismo en el estilo arquitectónico, y además, algunos edificios incorporaron los nuevos materiales aportados por la industria, como el hierro combinado con el cristal.

*Desde el punto de vista social, la industrialización trajo consigo el desarrollo de dos grupos fundamentales en la ciudad: la burguesía industrial y comercial por un lado, y el proletariado por otro. La primera fue la que se apropió de las zonas del casco antiguo más valorada por su centralidad, que fueron elegidas como su lugar de residencia, con la consiguiente revalorización.

El auge industrial trajo consigo el deterioro y la renovación del casco antiguo.
Desde fines del siglo XIX, con la construcción de ensanches, una parte de la burguesía abandonó el centro.
Ello favoreció un proceso de deterioro morfológico, tanto de calles como de casas, y social, quedando generaciones de adultos de escasas posibilidades económicas. A esta degradación colaboró la ley de arrendamientos, que impedía la actualización de los alquileres y hacía que los dueños buscasen el desalojo de los inquilinos mediante la declaración de ruina del inmueble.

El deterioro del centro dio lugar en la década de 1960 a políticas de renovación que se concentraron en las zonas de mayor accesibilidad:

En el plano, con el pretexto de sanear el centro, se destruyó parte de la trama urbana antigua al modificarse el trazado de algunas calles o abrirse otras nuevas, ocasionando daños al patrimonio.

En la edificación se sustituyeron edificios antiguos por otros de mayor altura, volumen y precio y con una morfología que no guardaba relación con la tradicional de la zona.

En los usos del suelo, las zonas y edificios renovados recibieron actividades terciarias, que necesitaban accesibilidad y que podían rentabilizar el alto precio del suelo (bancos, sedes empresariales, instituciones públicas, despachos y estudios de proporcionales, hoteles, cines…). Así estas zonas del casco antiguo se consolidaron como el C.B.D. (Central BusinesDistrict) o Centro Comercial y de negocios.
Ello supuso el consiguiente desplazamiento de los usos residenciales.

Estas transformaciones determinaron la aparición de problemas medioambientales y sociales en
el casco antiguo, entre los que destacan:

La saturación del tráfico y de las personas, al confluir en el centro las redes de transporte urbano, los empleados de los negocios y el público en general. Ello produce atascos de tráfico en horas punta y en horarios comerciales, graves problemas de aparcamiento y congestión en las calles, aumento de la contaminación y del ruido, y deterioro en los edificios.

Una excesiva segregación interna. En algunos barrios del centro dominan os grupos sociales de bajos ingresos y de edad avanzada, así como la población marginada(inmigrantes pobres), con lo que el deterioro se acentúa. Otros barrios mantienen cierto prestigio y calidad, y en ellos se produce la expulsión de las clases populares mediante la declaración de ruina y desalojo de lo inmuebles y su sustitución por grupos de más renta que pueden ocupar los nuevos edificios.

En la época postindustrial (a partir de 1975) se inician las políticas de rehabilitación integrada en el casco antiguo.

-Su objetivo es la conservación, recuperación y revitalización de la morfología tradicional, evitando tanto el conservadurismo a ultranza como al renovación especulativa.

En el plano, se peatonalizan las calles de los espacios más congestionados, recuperándolas como lugar público; las plazas se ensanchan y se ajardinan para devolver su uso tradicional de lugar de encuentro y asueto.

En la edificación, se conceden ayudas para la rehabilitación de viviendas privadas y se rehabilitan edificios del patrimonio histórico, a veces para usos distintos del original(viejos mercados se convierten en centros comerciales, hospitales y conventos en museos, etc.)
En los usos del suelo, las políticas de rehabilitación combinan la defensa de los usos tradicionales (en especial la residencia de las clases populares) con la implantación de actividades innovadoras.

Los resultados de estas políticas han sido modestos hasta ahora por las grandes inversiones que requieren y los conflictos que suscitan entre las partes implicadas.

1) El ensanche urbano

Entre mediados del siglo XIX y el primer tercio del siglo XX, la creación y afianzamiento de la industria moderna atrajo a la población del campo a las principales ciudades industriales, ocasionando la expansión urbana más allá de las murallas preindustriales. En las ciudades que rebasaron el casco antiguo se crearon, por una parte, ensanches para los burgueses, y por otra, en la entonces periferia urbana, áreas industriales, barrios obreros y barrios ajardinados.

El ensanche burgués.

Fue un intento de dar respuesta al crecimiento de las ciudades de acuerdo con los intereses de la burguesía. Para realizarlo, en la mayoría de los casos se derribaron las murallas, cuya función defensiva había quedado anulada por los progresos de la artillería. En el espacio antes ocupado por la muralla se construyeron paseos de ronda o bulevares, que diferencian el casco antiguo de la nueva ciudad.

Por tanto, el ensanche es un espacio nuevo que plasma las ideas burguesas: orden (plano regular), higiene (pavimentación, alcantarillado, espacios verdes, abastecimiento de agua, etc.) y obtención de considerables beneficios con la construcción de viviendas, comercios y transportes.

Evolución del ensanche.

En el momento de su creación, el ensanche adoptó un plano regular en cuadrícula, con calles rectilíneas y más anchas que las del casco antiguo. La trama fue de baja densidad, en manzanas amplias; además, quedaban extensos espacios sin construir ocupados por jardines. Los altos precios del suelo hicieron que el ensanche fuera ocupado principalmente por la burguesía, que se instaló en los sectores más próximos y mejor comunicados con el centro histórico.

Con el paso del tiempo, el ensanche experimentó modificaciones. La trama se densificó, la edificación se verticalizó, en los usos del suelo el ensanche comenzó a recibir funciones terciarias.

Las zonas industriales y barrios marginales.

Se crearon en el siglo XIX para el proletariado, y ofrecen un claro contraste con el ensanche burgués. Las instalaciones industriales se establecieron en la periferia urbana, junto a los principales caminos que conducían a la ciudad o junto a las estaciones de ferrocarril, zonas muy aptas para el transporte de materias primas o de productos. Asimismo surgieron toda una serie de servicios ligados al ferrocarril, como apeaderos, talleres, almacenes, depósitos, mercados centrales, mataderos…, que contribuyeron a una escasa valoración del suelo. Como además los trabajadores que emigraban a estas ciudades industriales no podían instalarse ni en el casco antiguo ni en el ensanche dado su alto precio, encontraron acogida principalmente en barrios marginales, que fueron surgiendo alrededor del ensanche y en el extrarradio.

Evolución de los barrios marginales.

En el momento de su creación estos barrios obreros se caracterizaron por un plano diverso, muchas veces irregular, debido a la falta de control en la parcelación del suelo, una trama cerrada y densa, el predominio de viviendas de escasa dimensión y calidad, en algunos casos autoconstruidas. Los usos del suelo
entremezclaron las residencias obreras con industrias, talleres y almacenes; las infraestructuras (transportes), servicios (comercios) y equipamiento serán escasos. Así, estos barrios se convirtieron en focos de enfermedades infecciosas y descontento social.

En la actualidad, estas zonas industriales y barrios obreros han experimentado modificaciones.

+Las instalaciones industriales ya no dependen del ferrocarril, ante el auge de la carretera. Por otra parte, estas áreas han quedado incorporadas a la ciudad, lo que revaloriza el suelo que ocupan. En ocasiones se ha producido la sustitución del suelo industrial por otros usos, principalmente terciarios, que conllevan también la progresiva sustitución de los grupos sociales de menos renta.

+Los antiguos barrios proletarios han quedado, asimismo, plenamente incorporados a la ciudad, lo que les ha afectado de manera desigual. Los más próximos y mejor conectados se han revalorizado por su relativa centralidad y se han remodelado, con la consiguiente sustitución de la población residente. Pero por otro lado, los sectores menos accesibles y desorganizados se mantienen como espacios marginales cuyo deterioro se acentúa.

Los barrios ajardinados.

Se crearon a fines del siglo XIX y en el primer tercio del XX y son el resultado de la difusión en España de las ideas naturalistas (acercamiento a la naturaleza) e higienistas (valoración del aire libre y del sol sobre la salud), que llevaron al deseo de acercar el campo a la ciudad.

A fines del siglo XIX empezaron a construirse en España barrios de viviendas unifamiliares con jardín. En principio fueron ocupadas por las clases medias o el proletariado, ya que la burguesía era reacia a abandonar las áreas prestigiosas del centro o del ensanche. El objetivo de la administración era eliminar las viviendas insalubres del extrarradio y crear barrios obreros de viviendas unifamiliares subvencionadas. Se crearon barrios de casas baratas, monótonas, de tamaño reducido y con pequeños jardines. Ante la escasa rentabilidad, pronto pasaron a orientarse hacia las clases medias.

1) La periferia urbana actual

Los años posteriores a la Guerra Civil fueron de depresión económica y escasa actividad constructiva. En cambio, desde mediados de la década de 1950 y sobre todo en la década siguiente, debido al enorme crecimiento de la población, de la industria y el desarrollo de los servicios, se amplió considerablemente el área edificada de las ciudades, lo que dio lugar a la creación de grandes periferias, a lo largo de los principales ejes de transporte.

Las periferias se estructuran en diversas áreas que se caracterizan por sus contrastes morfológicos, funcionales y sociales: los barrios ajardinados, las áreas industriales y las áreas de equipamiento.

Los barrios residenciales de la periferia son de distintas clases:

Los barrios marginales de infravivienda o chabolas, que surgen sobre suelo rústico y sin organización urbanística. Las viviendas suelen ser autoconstruidas y con graves deficiencias en cuanto a cimentación y materiales. Carecen de los servicios elementales (agua, luz ,saneamiento). Estos barrios alcanzaron su máxima dimensión en la década de 1950 con el éxodo rural. En los años 60 se incorporaron con lentitud las dotaciones básicas y se inició algún proceso de renovación y sustitución por bloques en altura. En los últimos años han tenido lugar campañas de erradicación del chabolismo y realojamiento de la población en viviendas sociales, construidas en los propios barrios o en nuevas periferias.

Los barrios de viviendas de promoción oficial tuvieron su mayor desarrollo entre1940 y 1950. Son viviendas construidas para intentar paliar el problema de alojamiento, y llevan ayuda estatal y limitaciones en el precio de venta. A veces formaron barrios de trama cerrada en manzanas, pero frecuentemente adoptaron trama abierta, con zonas libres entre las viviendas. La edificación en bloques de viviendas, se caracterizó por la monotonía, la pobreza de materiales y la baja calidad constructiva, que ha ocasionado su envejecimiento prematuro. Actualmente están viéndose sometidas a políticas de rehabilitación para recuperar los edificios y para dotar a los barrios de equipamientos escolares, deportivos, sanitarios, comerciales, etc.

Los polígonos de vivienda de promoción privada surgieron a partir de 1960. Se crearon de forma aislada y mal conectados entre sí. En la trama se adoptó el planteamiento abierto, en bloques o torres de vivienda colectiva. Así surgieron inicialmente amplios espacios libres entre las viviendas para jardines o aparcamiento.

Las áreas de vivienda unifamiliar y de segunda residencia proliferaron a partir de los años ochenta, debido a la difusión entre la clase media del contacto con la naturaleza y al incremento del uso del automóvil. Presentan trama abierta, edificación individual en viviendas exentas o adosadas, y un uso del suelo fundamentalmente residencial. Socialmente suelen acoger a clases medias. También en las sierras o en zonas turísticas cercanas a grandes ciudades se han incrementado como segundas residencias.

Las áreas industriales de la periferia surgieron en las décadas de 1950 en 1960 con la creación de polígonos industriales junto a las principales vías de acceso a la ciudad. En algunos casos se planificaron bien, pero en otros no hubo control en su instalación produciendo impactos medioambientales negativo, así como en las comunicaciones. En la actualidad se están creando en la periferia nuevos espacios industriales relacionados con las exigencias de la sociedad postindustrial. e trata de áreas de gran calidad ambiental, dotadas de espacios libres y equipamientos para instalar parques empresariales (oficinas) y parques tecnológicos (para industrias innovadoras y centros de investigación).

Las áreas de equipamiento de la periferia son fruto de la descentralización actual de las actividades económicas hacia la periferia de las grandes ciudades. Junto a las carreteras de salida de la ciudad se han instalado grandes superficies comerciales y de equipamiento (centros escolares, infraestructuras sanitarias, centros administrativos y otros servicios) que buscan en estos nuevos emplazamientos grandes espacios y precios del suelo más baratos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s